jueves, 5 de mayo de 2016

Es esta una semana de Silvios, Autes y Serranos. Los tres cautautores han hecho historia al ofrecer un concierto gratuito en Vallecas, como el cubano Silvio Rodríguez hace en los barrios de Cuba para las gentes más pobres.

Silvio. Un descubrimiento. Un rayo de luz entre las nubes más negras. Hace ya unos años que abracé al trovero cubano. Su música va más allá de la canción de autor guerrera, reivindicativa. Es un susurro en medio de la noche, un recuerdo a algún sabor perdido de la infancia, la ensoñación de después del sexo. Ese ser y no estar.



Y de Silvio, que es un rayo de luz, a una Aurora inmensa. Es esta una semana también de voces discretas. Es ahora por la tarde. Es verano. El sol de agosto machaca las palmeras que hay frente a (mi) casa. Un poco más allá, el Mediterráneo que baña las arenas de Águilas. 

Aurora Saura también susurra misterios estos días. Es su Mediterráneo en versos orientales lo que acciona el botón de 'emprende el viaje'. Meses esperando en mi mesita de noche por esa afición a elegir la siguiente lectura por el azar de los dados. Y ayer le tocó. Un libro discreto -como dicen que es ella-, pequeño, humilde como sus versos.

A modo de haikus, Aurora cuela el Mediterráneo, dice, "que quizá fue, o pudo ser, el que querríamos que fuera". Yo, en mi cama, Silvio en los auriculares, le digo que no: veo el mar que busco cada otoño, el que he encontrado cada verano desde hace ya unos cuantos. Y ahí esa palmera, y ahí esas barcas que parecen sacadas de otros mundos, y ahí ese velero que es mi envidia. Y allí, al fondo y solo algunas noches, la luna que lo baña todo de grises plateados, como dicen en (mi) casa.


XVIII

Noche sin luna.
Luciérnagas las barcas 
que la simulan.


IV

Una palmera 
sube por esta luz,
nos la revela.


XIV

Por todas partes
la densa intimidad
de alguna higuera.


XXI

Jazmines mínimos
en los atardeceres
nos iluminan.



Daniel J. Rodríguez//@DanielJRguez
Los versos, de Aurora Saura, forman parte de
Mediterráneo en versos orientales, publicado
en 2014 en Diego Marín Librero-Editor


0 Apuntes del lector: