jueves, 7 de mayo de 2015

Sesiones de DJs, Indie Rock o música 'ruidoso melancólica'; el escaparate musical murciano es un magma de confluencias y divergencias, y así lo demuestran las dieciséis agrupaciones locales que participan en la edición del SOS 4.8. Crudo pimiento, Neuman, Murciano Total, The Purple Elephants, Viva Suecia o Second DJs son algunos de los artistas de la Región que integran el cartel del festival, que este año celebra su octava edición. Una apuesta por la creatividad local que convierte la del 2015 en la edición «más murciana» de la historia del evento, según aclaró el consejero de Cultura, Pedro Antonio Sánchez, en su encuentro con los grupos.

La trayectoria de la mayoría de los artistas locales que participan en el SOS 4.8 está cimentada a través del esfuerzo y el trabajo. Una constancia que, unida al buen gusto y a la calidad estética y musical, ha situado a Murcia en un lugar destacado del mapa pop, rock, electrónico e indie. Que la organización haya contado con ellos para componer casi el veinte por ciento del cartel da muestra del peso que estas agrupaciones tienen.

The Purple Elephants
Los músicos ven el SOS como una oportunidad doble: por un lado, sirve para que grandes nombres del panorama internacional, como ocurre este año con Morrissey, visiten Murcia y su público y, por otro, supone una ocasión para enfrentarse a una masa conocedora de lo que hacen y medir su trabajo ante ella. Así lo creen los recién nacidos The Purple Elephants, que ayer presentaron su primer EP, Flames Like Ruby Gems: «Juntar a todos los grupos, al talento nacional y traer grupo de fuera junto con el talento de todo lo que se está moviendo en Murcia es muy bueno», indicaron los dos líderes, que dejaron claro que la notable presencia de grupos de la Región en esta edición responde a una «reclamación que el público ha estado haciendo en los últimos años». Para los artistas, «sirve de gran ayuda estar aquí y poder mostrarte ante tanta gente».

En sintonía con esto, Kutxu y Keep Calm, que participaron en el Showcase de la sala REM, opinaron que «el SOS es una pasada, un lujo. Nosotros hemos venido a todos como público y ha sido un placer ver a grandes de la música en la puerta de tu casa... ¡qué siga muchos años!». Sobre su participación en el escenario de DJs manifestaron que «es una oportunidad de oro que hay que coger como a un clavo ardiendo».

En esos términos también habló Fran Guirao, de Second DJs, uno de los grupos locales con más trayectoria: «El SOS significa mucho para nosotros: hemos tocado aquí muchos años, desde que esto empezó». Guirao, que integra uno de los grupos ya asentados en el mundillo, considera que «en Murcia hay mucho talento, con bandas y muy buenas músicas» y reivindicó que «esta gente joven, que empieza ahora, debe tener un espacio en este festival que se hace en su ciudad».

El músico destacó el SOS como «una cita importantísima» dentro del calendario de festivales, que precisamente en estas fechas está comenzando: «Es uno de los festivales grandes del país, con una propuesta muy interesante y muy original, en la que se trae a grupos que generalmente no integra lo carteles de los festivales», sentenció el artista.

Second DJs
Pasión contra viento y marea
Una reivindicación común entre los murcianos es el buen estado de salud del movimiento musical en la tierra y la evidente pasión, que casi se torna en un apostolado, que demuestran en el trabajo diario para tratar de aportar algo a la música que se hace hoy.

«Nuestra intención es aportar música hecha por gente que ama lo que hace, que se lo toma muy en serio y que intenta hacer todas las cosas de la manera más profesional posible y seguir funcionando y girando en este mundo que nos apasiona». Así definía Rafa Val, vocalista de Viva Suecia, su trabajo y el de las otras formaciones de la Región que le acompañan en el cartel del festival.

Para él, la pasión que ponen desde que comienza la idea hasta que el proyecto se materializa en conciertos y trabajos discográficos es indispensable para que los grupos despeguen y logren notoriedad: «Me gusta pensar que, aunque por desgracia no hace falta, la pasión es un ingrediente necesario para llegar a algún sitio», dijo Val a esta Redacción.

Pasión y esfuerzo que todos demuestran en su día a día, pisando todas las salas que requieren su música y trabajando por ofrecer cada vez un poco más de ellos.

Sobre todo, los grupos murcianos del SOS 4.8 quieren pasar un buen rato con sus seguidores y demostrar a los que no los conocen lo que hacen. «Que la gente baile, disfrutar, hacer disfrutar, reírnos y aprovechar el momento», resumía Kutxu, dj residente de la sala REM.

Daniel J. Rodríguez/@DanielJRguez
Reportaje publicado en LA OPINIÓN DE MURCIA

0 Apuntes del lector: