lunes, 23 de febrero de 2015

Hay escritores que tienen la capacidad de alejarse de la épica, de los grandes protagonistas y de las historias que marcan un punto de inflexión en el devenir de la propia sociedad (aunque se trate de una sociedad ficticia). Son autores que apartan todo el aparato de luces, música y colores de la escena y se fijan en el detalle, en el correaje que sostiene las bambalinas, en el roce que desgasta la zapatilla de los protagonistas; son miras telescópicas que apuntan a lo simple y lo convierten, con acierto, en el centro de una trama.

Dentro de ese grupo de escritores de lo simple, o quizá fuera y como algo completamente ajeno, se encuentran otros que todavía se atreven a dar un paso más, a atravesar las bambalinas y situarse junto a las sombras. El italiano Claudio Magris logra convenientemente la gesta en Stadelmann, una obra de teatro, su primera, que pone la mirada sobre que fuera camarero del poeta alemán Goethe durante una decena de años.

Magris atraviesa la figura de Goethe para acariciar el perfil de Stadelmann, su secretario y sirviente y trazar un perfil de la vida de éste, que no es más que la sombra de su señor. El autor se sirve de un episodio de la vida real, en el que Stadelmann fue invitado a Alemania a participar en la inauguración de una estatua del poeta, para mostrar la vida vacía de un viejo que solo existe en los recuerdos de quien fue grande, pasó a la historia y le permitió disfrutar de su compañía y creatividad.

Pero la obra, editada en español por Alfabia, no trata de hacer un perfil de Goethe a través de su siervo, Claudio Magris prefiere dar protagonismo a Stadelmann, humanizarlo, enfrentarlo, junto a sus males y a su propia realidad, al lector. El viejo, que en su cabeza solo vive a través de Goethe, es el verdadero eje de la obra, pese a que sus recuerdos y su vida propia se crean y recrean en el poeta admirado. Y allí, en el perfil del Stadelmann, es donde el lector encuentra, guiado por el narrador convertido en dramaturgo, la fuerza que mueve a las personas: vivir para otros, vivir desde otros. Porque Magris sitúa a Stadelmann como paradigma de la propia vida y demuestra que el hombre y la mujer solo encuentran el sosiego en conexión con el otro, con los otros.


Aunque no es absolutamente necesario para entender la obra de Claudio Magris, sí que poseer un conocimiento de la biografía de Goethe puede ayudar a comprender de un modo total el texto y disfrutar la lectura. Para un lector ajeno a la vida y milagros del alemán puede resultar difícil entrar en calor y sumergirse en el desarrollo, que se mantiene en todo momento en una aparente superficialidad que puede llegar a perder a perderle.


Daniel J. Rodríguez//@DanielJRguez


FICHA TÉCNICA 

Libro
Stadelmann
Autor
Claudio Magris
Editorial
Ediciones Alfabia
Temática
Teatro
Páginas
144
Precio
15,90 €

0 Apuntes del lector: