jueves, 11 de septiembre de 2014

 Grupo de música. Loz zaragozanos Eva Amaral y Juan Aguirre irrumpiero en la escena musical en 1998 con 'Amaral', su primer trabajo. Desde entonces han logrado ser una de las voces más personales y populares del rock nacional. Los músicos, que ya han publicado seis discos de estudio, se encuentran en el proceso de composición de su nuevo trabajo. Lo que buscan, reconocen, es hacer música y dejarse llevar por lo que viven y experimentan.


Eva Amaral y Juan Aguirre // imusicai

Por el auricular del manos libres se cuela, junto a las voces de Juan Aguirre y Eva Amaral, los sutiles punteos que ella percute en su guitarra mientras se produce la conversación. Están en la oficina y trabajan en su gira y en sus nuevos temas, que pronto llenarán un nuevo disco, su séptimo de estudio. Aunque están «en un periodo de composición», los de Zaragoza no dejan de subirse a los escenarios para ofrecer lo mejor de su música. El sábado 26 de julio, Amaral se encargará de cerrar la edición de La Mar de Músicas de este año en Cartagena.

P. ¿Qué están llevando en esta gira, que pisa ahora Cartagena?
R. Eva. Ya hemos estado en La Mar de Músicas en otra ocasión y estamos muy contentos de volver. Nos gusta el lugar y guardamos una buena experiencia. En estos directos estamos alternando canciones de antiguos discos con algunas nuevas.
P. ¿Entre esas nuevas canciones se encuentra Ratonera, cuyo videoclip vio la luz hace poco? ¿Será una canción de su nuevo trabajo?
R. Juan. Ratonera es una canción que hemos cerrado y que nos apetecía compartir. No tiene por qué estar en un disco. Ahora mismo estamos en el periodo de composición y no pensamos qué va a ir en el disco y qué no. Componemos, cuidamos las canciones y las vamos cambiando si vemos que es necesario. Luego, con el material sobre la mesa, decidimos qué va a ser un nuevo disco.
P. ¿Qué ofrece Amaral al panorama rock nacional?
R. Juan. La verdad que no es algo que tengamos que contestar nosotros, son el público y la crítica los que deben decidir qué les parece lo que hacemos. Nosotros nos planteamos la música con energía, igual que cuando comenzamos en los locales de nuestras ciudades, pero el valor nos lo dan al gente. Con Amaral hacemos lo que sentimos y somos afortunados de que funcione.
P. A ustedes les funciona, pero son malos tiempos para la música, ¿verdad?
R. Juan. No, no son buenos tiempos, pero no solo para la música. No debemos mirarnos el ombligo, hay problemas en muchos sectores y debemos mirarlo de un modo global.
P.  Eso es lo que denuncian en el vídeo de Ratonera.
R. Juan. Sí. Los problemas están ahí. Lo que queremos decir con la canción es que esos problemas existen y que hay culpables.
Eva. Que en el vídeo aparezcan políticos es una forma de decir que esos problemas no afectan a la gente que, si no es directamente culpable de ellos, sí que tiene el poder para solucionarlos.
P. ¿Cómo ha sido la evolución del grupo desde que su primer disco vio la luz en 1998?
R. Eva. Yo diría que, como formación, experimentamos una evolución natural. No nos plateamos hacia dónde vamos o qué queremos hacer. De hecho, cada gira solemos grabar el primer y el último concierto para ver los cambios y, en muchos casos, las canciones se transforman. Por eso intentamos probar los temas en directo antes de grabarlas. Sabemos que el público y el directo hacen que surjan dudas y modificaciones en los temas.
P. ¿No es un riesgo presentarse ante un público que espera los temas más famosos de Amaral con un repertorio que incluye muchas canciones nuevas?

Imagen promocional del grupo // E. Z.
R. Juan. Amaral hace conciertos largos y muy eléctricos en los que repasamos canciones de discos anteriores, pero también nos gusta incluir siempre 3 o 4 cosas nuevas. Además, nos gusta dejar espacio a la improvisación, que está muy presente en los directos. A veces alargamos un instrumental que cierra una canción, por ejemplo, si nos apetece en el momento. La música es riesgo, no se lleva bien con la rutina y el directo tiene que ser único e irrepetible para todos.
Eva. En los conciertos es muy agradable ver cómo la gente escucha lo nuevo que llevamos. Además, las redes sociales hacen que, poco a poco, el público vaya conociendo las canciones e incluso se anime a cantarlas con nosotros.
P. El rock nacional parece ser territorio casi exclusivo de hombres, ¿esa tendencia afecta en algo a un grupo con una mujer como vocalista?
R. Eva. Eso es algo que nunca me he planteado. En Amaral y en el trabajo con Juan nunca me he sentido aparte, nos encontramos en un plano de igualdad. Soy mujer y ni reniego ni me recreo en ello. El movimiento se demuestra andando y no depende de si canta o toca la guitarra un hombre o una mujer sino de su talento.
Juan. Eva y yo trabajamos por igual e incluso intercambiamos los papeles. A veces, yo compongo algo y lo canta ella, o se pone en la batería o juntos modificamos un tema. Trabajamos muy bien de ese modo. Creo que las cosas han evolucionado y nos resulta natural ver a chicas en este mudo.
P. ¿Cómo definirían el sonido Amaral?
R. Juan. Somos un grupo muy abierto. Alternamos cosas tranquilas con temas muy enérgicos. Lo importante es que siempre intentamos poner intensidad en todo.
P. ¿Trasladan esa intensidad a la alquimia del estudio? 
R. Juan. Nuestro día a día es caótico y anárquico. Parte de nuestro trabajo es poner orden y equilibrar las ideas y a nosotros mismos.
P. En alguna ocasión han dicho que si están trabajando en algo que suena a otra cosa anterior, directamente lo desechan.
R. Juan. No es exactamente así. Creo que fue una afirmación desafortunada. La cosa es que no nos gusta pasar dos veces por el mismo lugar y eso desemboca en que hacemos cosas diferentes, canciones y trabajos que, obviamente, suenan distinto.
P. No debe ser fácil para ustedes buscar la novedad sin perder de vista ese lugar común que se llama Amaral.
R. Juan. Es que no nos preocupamos por eso. No nos recreamos en lo que hacemos y trabajamos muy influidos por lo que vivimos y eso no puede trasladarse más que a trabajos que suenen distinto. Pero claro, al final somos nosotros componiendo y tocando y esa es otra influencia que quizá sea la que lo une todo.
P. ¿Pero nunca miran atrás?
R. Eva. Somos más de mirar al futuro. Es una huida hacia delante, un viaje que no termina. J. Desde que empezamos, nos propusimos mirar hacia delante y centrarnos en conocer cosas nuevas y aprender a hacer otras que no sabíamos hacer.
P. En la situación actual, ¿debe ser el rock la canción de autor de nuestra época?
R. Juan. No nos planteamos esas cosas. Las etiquetas están para que los periodistas las utilicen. Nosotros no pensamos si lo que hacemos es tal cosa o tal otra. Lo que buscamos es hacer música y dejarnos llevar.

Daniel J. Rodríguez//@DanielJRguez
Entrevista publicada en LA OPINIÓN
el día 23 de julio de 2014 

0 Apuntes del lector: