martes, 19 de marzo de 2013



Nuestra vida se diluye entre archivos, documentos de Word, clip sonoros… La llamada era digital pisa cada vez más fuerte. Hasta el punto de que el famoso dicho ha cambiado, ahora los bebés vienen “con un Ipad bajo el brazo”.
Dentro de este fenómeno actual, las redes sociales tienen un especial protagonismo. Hoy día las amistades se consolidan gracias a los “Me gusta” y el café para charlar sobre la vida se ha transformado en una conversación por Facebook en la que insertamos vídeos e imágenes para transmitir al otro lo que sentimos.

Me gusta leer Twitter. Soy un absoluto forofo de esta red social que consiste básicamente en plasmar cortos pensamientos (no más de 140 caracteres). Algunos de los Tweets que los usuarios que sigo escriben en ocasiones son absolutamente brillantes y, durante algunos días he estado recogiendo unos pocos. Hay espacio para el ejercicio poético, para la crítica social y política… Todos ellos bañados por altas dosis de creatividad y brillantez.

Un breve ejemplo de la genialidad que habita en la red:

@DiaBol_: “Idiota como sinónimo de: Te comía a besos ya.”

@SamuelRodrigez: “Lección de vida: Siempre se puede aprender de todo en el mundo, siempre, incluso de las personas con menor experiencia y con menos camino andado”

@laJuani_Crazy: “España no tiene pa ciencia”

@hidrotoxicity: “Necesito alguien a quien pueda pasar canciones para que entienda todo lo que siento”

@marrrrius: “Vuelo y esta noche tengo antojo de anidar en tu pelo”

@BeaKensington: “Morderle el cuello como solución a todo #Asíseaconsejaalasamigas”


Daniel J. Rodríguez

0 Apuntes del lector: