lunes, 16 de mayo de 2011





-->
No sé porque ha sido tu mirada
en esa vieja foto la que ha abierto
esta vez el cajón donde a la luz
escondo mis sencillas letras.

Esa hondura, esa muerte
advenediza  que se palpa en tu
infinidad redonda y par bloquea,
quizás por mi propia cordura, cada
uno de mis “soy” porque ¿Acaso
puedo yo entender qué es ese oscuro
lejano que escondes en este presente
fugitivo?

Esa blanca cabeza cubierta
de arrugas que abrazan los múltiples
ya vividos parecen quererme ser
de abrigo y tus latidos cantan, aún sin
ser recogidos por la imagen acaecida
en mis manos. Y cantan lejanos pero
fuerte, como si estuvieras hablando
a mi oido ,como si estuvieras al lado, tan
vivo… Tan vivo que no hubieras muerto.

Esa mirada…esa honda mirada triste…



                                 "A Gabriel Celaya"



Daniel J. Rodríguez

0 Apuntes del lector: