martes, 15 de marzo de 2011


Las penas se me lavan
Cuando llueve.
Se me alejan como
El vapor que sale
De mi boca, tan
Caliente.

Cuando llueve se
Dibuja mi sonrisa,
Que es de otoño.
Tus cabellos, por
El agua luminosos
Me humedecen.

Y mis manos y mi boca,
Cuando llueve, se me
Empapan de tus lazos.
Y te beso, cuando llueve,
Bajo cascadas de los astros.


"Por que ya "NUNCA" te escribo nada"

Daniel J. Rodríguez

1 Apuntes del lector:

Maria dijo...

Tienes razón, no debería decirlo. Pero mira el resultado de trabajar bajo presion....es precioso.