miércoles, 29 de diciembre de 2010





Oscura y triste luna llena,
miradas perdidas
en una playa
que no es de arena.


Instantes que ya no quedan
sonrisas defraudadas
y una tierna y dulce luz
parecida a la de una estrella.


Siempre al otro lado de tu frontera.

 
 
Daniel J. Rodríguez

1 Apuntes del lector:

Rosa Campos Gómez dijo...

Que "la luz tierna y dulce parecida a la de una estrella" te guíe en este año que estrenamos y que por extensión nos irradie a todos, a ver si el "Mundo Nuevo" que citabas en la entrada anterior empieza a desalojar al pajolero y torpe que produce la miseria.

Te deseo todo lo mejor para este 2011.