lunes, 28 de junio de 2010




Cierra los ojos, abre tu corazón, olvida todo aquello que creías cierto y déjate envolver por la mística música que el aire lleva a tus oídos mientras te sientas en los bancos de la madrugada.

Coge ese papel viejo y arrugado, extiéndelo e intenta alisarlo, pon la punta de tu lápiz mordido sobre éste y escribe, no pares de hacerlo, es fácil, solo tienes que poner letra a esa maravillosa música que escuchas en tu interior.

“¿Y si lo que escribo es un disparate?”

No importa, será TÚ disparate, en él estará tu alma, tu propio yo estará sumergido en cada una de esas letras.


4-6= 32

Teoriza sobre lo imposible, escribe bellos versos sobre lo más horrible, sueña con despertar y despierta creyendo que vives en un sueño.

Escribe, escribe, no te canses, huye de patrones, no creas en las reglas, solo siente, hazlo, pon tu oído sobre la madera de tu escritorio y escucha atentamente lo que te dice, mira a tu gato, que duerme hecho una bola en la cama que hay detrás de ti y escribe lo que te trasmite.

Mi cruz es huir de tus besos


Mira tus manos, cansadas de escribir ante el teclado, mira tu teléfono siempre encima de la mesa, atándote a la realidad… Apágalo para escribir y escribe lo que sientes al hacerlo.

Vivo en una cárcel con batería.

Todo tiene alma, todo sentido y sentimiento, escribe, escribe y siente.


5+21= 26
26-13= 13
13x4=52
52-51=1

1..2..3..4..5..6..7..8..9..POESÍA.


Hasta un libro de matemáticas puede llegar a emocionar.




"Para aquellos que viven atando reglas a la literatura"


Daniel J. Rodríguez

2 Apuntes del lector:

Anónimo dijo...

Mi pequeño alumno mago y transgresor... 12-3 son 9 porque hemos decidido que sea 9. Los números son herramientas que hemos creado para materializar conceptos, y las "reglas" de la literatura también. Te animo a que no las estudies...juega con ellas... Crea metáforas, sinestesias, hipébatos, haz una copla Manriqueña, un soneto, sólo por probar, por explorar posibilidades... No hay reglas, sino "estelas en la mar",,, Siento no haber podido enseñarte nada, sobre todo porque yo sí que he aprendido mucho de ti. Espero que hagas realidad tus sueños. Y que no dejes nunca de soñar...

Dn. dijo...

Prometo hacerlo. Intentaré jugar con ello.


He aprendido mucho de tí,

La playa, no es tierra, pero tampoco es mar, es un lugar inexistente.


Un abrazo desde los sueños.

Dn.