domingo, 23 de mayo de 2010







Intenté escribir tu sonrisa,
Con auroras en la ciudad de los rascacielos
Más no pude, pequeña Alicia
Describir esa belleza que en mi memoria anhelo.

Soñar y volar, ese es el secreto
Mas ¿no ves?, ya son más de las tres
Y aún no guardo tu sonrisa
En mi corazón de amuleto.

Son sólo trece cosas
Imposibles para ti
De ellas, la más hermosa
Es tu sonrisa compartir.

Por favor, pequeña Alicia
No puedes dejarme así
Regálame tu sonrisa
O al menos quédate aquí.



Daniel J. Rodríguez

1 Apuntes del lector:

Anónimo dijo...

Waaa, el poema te quedo muy bonito y me encata el último verso.