jueves, 20 de mayo de 2010

-->
 





Despierta Alicia, ¡Vamos! El conejo ya ha comenzado su viaje por la madriguera, pero ¿A que esperas? ¡Levanta niña! Has de viajar a la realidad de lo abstracto.

¡Venga! ¡Vamos! No te hagas de rogar, se hace tarde y yo ya he comenzado a hervir el té.

-No quiero ir, sólo es un sueño, prefiero la realidad.

-         Pero, ¿Qué dices pequeña? ¿Acaso no sabes que la única realidad del corazón son los sueños? Te contaré un secreto; El pasado sólo es recuerdo, el presente pronto será pasado y por tanto recuerdo y el futuro solo es un proyecto que quedará frustrado al convertirse en presente, ¿Qué nos queda entonces?


-         Mmmmm…. Nada     

- Te equivocas de nuevo pequeña, quedan los sueños….   Si tienes un sueño y crees intensamente en él, verás que todo lo demás se desvanece y comienza a carecer de sentido, sólo tu sueño moverá tu corazón…

-         Dame tu mano, no quiero caer sola por la madriguera.


Hizo un ademán elegante con su sombrero y la levantó de aquel gigante sillón, unieron sus manos, entrelazaron sus dedos y se miraron sonrientes antes de caer por la madriguera. 

Ella camino de sus sueños. Él sosteniendo de la mano los suyos.




A la pequeña Alicia.

Daniel J. Rodríguez 

6 Apuntes del lector:

Anónimo dijo...

Jajaja, al fin un texto alegre y fantástico en mucho tiempo. Me encató esta versión de Alicia y el Sombrerero!

nube dijo...

" Si tienes un sueño y crees intensamente en él, verás que todo lo demás se desvanece y comienza a carecer de sentido, sólo tu sueño moverá tu corazón…"

Nunca un cuento reflejó de tal manera la realidad. Me alegra que hayas decidido hacer una oda a los sueños.

:)

Dn. dijo...

Los sueños....

Recuerda una cosa.

Cuando todo pasa, sólo nos queda soñar, no pases la vida buscando la omega que casa con tu Alfa, sueña, pues en los sueños el tiempo no tiene lugar.


Un abrazo desde ellos mismos.

Dn.

Anónimo dijo...

No está mal eso de soñar, pero...
¿no te parece que si pasamos la vida soñando corremos el riesgo de no vivir la realidad, de huir de ella o, lo peor, de no aportar nada a nuestro paso por ella?
Yo prefiero soñar con que el espacio existente entre el Alfa y la Omega puede ser una bella realidad.

Anónimo dijo...

La realidad del abstracto...Yo creo que es la única que verdaderamente existe. Por eso, no te fíes de las apariencias, Dn. No es que engañen, sino que sólo son la punta del iceberg. Trata siempre de ver el horizonte de las cosas, y de las personas

Srta. Liv dijo...

Enhorabuena, Señor, pasese por mi blog.