viernes, 7 de mayo de 2010

Estás tan bonita esta noche,
Es tu silueta tan hermosa,
Que hasta las aves diurnas vuelan
En torno a los dos, como queriendo
Velar tu belleza hasta el día en que
Las péndolas apaguen su vaivén eterno.

Me gusta esos días en los que la lluvia
Riza tu pelo convirtiéndolo en una maraña
En la que los ojos del que te ama se pierden
Buscando en los nudos del eterno un mensaje
Secreto, que verse de amores y de vida,
Que haga soñar al que espera con tenerte.

El apretón imperfecto que une los dos cuerpos
Hace que se encienda en mí el volcán de la pasión,
Llama a los arcanos deseos de mi ser
Y sueño con abrazarte ya desnudos,
Que mi cuerpo se roce con el tuyo
Y mi sexo busque con pronto éxito el tuyo que me espera.

Es una pena, mi señora, que yo no sea
Quien huela sus cabellos,
Ni el galán que ahora te abraza,
Es triste ver que sólo he de contentarme
Con mirar desde mi ventana, y sentir amor cobarde,
Y calmar mi cuerpo, a base de masturbarme.




Daniel J. Rodríguez

2 Apuntes del lector:

Anónimo dijo...

Brillante.

Mondragón de Malatesta dijo...

Parecía un muerto.