martes, 16 de marzo de 2010

-->






Un piano, un piano que suena sin dar un suspiro al placer, una mágica melodía, sueños y deseos que gritan en forma de corcheas y silencios, hermoso néctar que resbala por mi oído y me invita a desnudarte.

Camino interminable, infinito de baldosas negras y blancas, suaves martillos de origen divino corren por él y hacen resbalar por mi amargo rostro lágrimas negras, lágrimas que brotan por la angustia que me provoca la belleza de esa música, melodía bruja que me empuja al olvido, que me invita a desaparecer, a dejar de estar y solo sentir.

Quiero sentir esa música en mi corazón, abrazarte en mis compases, acunarte entre los pentagramas de mi vida, desnudarte suavemente, conseguir que ese fino vestido resbale por cuerpo con el único instrumento verdadero, esa es la música, ese es el piano que luce señorial bajo la luz de la luna en un jardín.

Perfume de rosas y el olor de tu piel, tu sabor en mis labios, tu mirada en mi mente…

Toda tu eres música y mi amor corchea, y mis palabras silencios y yo piano y mi vida, camino interminable de baldosas blancas y negras.

¿Y tú?

Tú eres bella, eres música y eres silencio, eres compositora e intérprete, eres piano, eres rosa, rosa del jardín prohibido donde se esconde ese piano de cola negro, alumbrado por la llena luna que se acerca a escuchar sus acordes, tus acordes…Amor.

Un piano, bello instrumento, amante de Chopin, deseo de Schubert y amargo maleficio para Liszt.

Mujer, bello instrumento, bella belleza, hermosa melodía, labios de canción, sonrisa de imborrable recuerdo.

Un piano, un piano que suena sin dar un respiro al placer…



Daniel J. Rodríguez

2 Apuntes del lector:

Amapola dijo...

Se respira a la llegada de la " PRINTEMPS" ...... por cierto te dejo un enlace para que lo visites seguro que te gustará....ya sabes que se te quiere!
http://andandosindetenerme.blogspot.com/

Marta almela lucas dijo...

Dulce melodia de palabras...

Lady.